Uno de los alimentos antiinflamatorios por excelencia es el jengibre, que podemos utilizarlo en nuestras preparaciones de diferentes formas. Una de las más simples es agregando esta especia de la comida ayurveda en alguna infusión para, además de darle un toque especial en sabor, aportar diversos beneficios para nuestra salud. El jengibre es considerado un súperalimento que refuerza el sistema inmune, mejora la circulación sanguínea, ayuda a aliviar las náuseas y trastornos digestivos, entre otras propiedades.

Lo único que necesitamos hacer para tener nuestra infusión con jengibre es agregarlo en formato en polvo o agregar la misma raíz cortada en agua hervida. Podemos añadirle limón, menta, albahaca, pepino, naranja en rodajas, cúrcuma o bien camu camu para potenciar aún más nuestro consumo de vitamina C. Esta infusión te la puedes servir caliente o fría.