Seguro que has probado el 𝐠𝐮𝐚𝐜𝐚𝐦𝐨𝐥𝐞 y te encanta 🤤. Lo que quizá no sabías es que esta preparación de la gastronomía mexicana, quizá sin buscarlo precisamente, también es muy 𝐧𝐮𝐭𝐫𝐢𝐭𝐢𝐯𝐚 😍.⁣

Esto porque muchos nutrientes compiten por los mismos receptores para ser absorbidos en el tracto gastrointestinal, por lo que cuando son combinados se absorben mucho mejor ✔️. Esta 𝐜𝐨𝐦𝐛𝐢𝐧𝐚𝐜𝐢ó𝐧 adecuada de ciertos alimentos aumenta la capacidad del organismo para usar su fibra, antioxidantes, vitaminas y minerales 👍. ⁣

Esto es conocido como 𝐬𝐢𝐧𝐞𝐫𝐠𝐢𝐚 de los alimentos ✨.⁣

En este caso, el tomate contiene 𝐥𝐢𝐜𝐨𝐩𝐞𝐧𝐨, un antioxidante conocido como carotenoide y que le otorga su característico color rojo 🍅. Cuando es combinado con algún tipo de 𝐠𝐫𝐚𝐬𝐚 𝐬𝐚𝐥𝐮𝐝𝐚𝐛𝐥𝐞, como la de la palta 🥑, permite una mejor absorción del cuerpo y que el licopeno sea más 𝐛𝐢𝐨𝐝𝐢𝐬𝐩𝐨𝐧𝐢𝐛𝐥𝐞. Efectos similares se pueden encontrar cuando los tomates son combinados con 𝐚𝐜𝐞𝐢𝐭𝐞 𝐝𝐞 𝐨𝐥𝐢𝐯𝐚 🫒. ⁣

De hecho, los estudios han determinado que las personas que comen tomate con palta 𝐚𝐛𝐬𝐨𝐫𝐛𝐞𝐧 𝟒 𝐯𝐞𝐜𝐞𝐬 𝐦á𝐬 𝐥𝐢𝐜𝐨𝐩𝐞𝐧𝐨 que sin ella 😮.⁣

Los beneficios de un aumento en la absorción del licopeno son múltiples:⁣

- El licopeno ayuda en la prevención del cáncer.⁣

- Reduce la inflamación.⁣

- Ayuda a prevenir enfermedades relacionadas con la edad, como las cataratas.⁣

- También ayuda a prevenir enfermedades cardíacas y problemas en vasos sanguíneos.⁣

- Mantiene tu piel más lisa y saludable.⁣

También se ha determinado que los tomates tienen mayor biodisponibilidad cuando son 𝐜𝐨𝐜𝐢𝐧𝐚𝐝𝐨𝐬 tipo salsa que en su versión cruda.⁣

Recuerda este beneficio la próxima vez que prepares un guacamole para una tortilla, sobre una ensalada, con unos chips de maíz o para aplicarlo directo en un sandwich 🥪. ⁣

Te cuento igual que el secreto para un delicioso guacamole es moler un ajo en la mezcla 🧄 y un poquito de jugo de limón 🍋. También te recomiendo agregarle un poco de jengibre en polvo para potenciar su efecto antiinflamatorio y realzar el sabor de los otros ingredientes 💪.⁣