La realidad es que sí existen proteínas de fuentes de origen vegetal que tengan proteína completa, es decir, que tengan todos los aminoácidos esenciales (que debemos obtener a través de nuestra alimentación). Hablamos de las semillas de cáñamo, la quinoa, soya, amaranto, spirulina, entre otras.

proteina vegetal


También podemos completar fácilmente una proteína, mezclando dos fuentes de alimentos diferentes, como cereales y legumbres, por ejemplo arroz y lentejas, para obtener todos los aminoácidos que necesitamos. Esto se puede hacer durante el mismo día, por lo que no es necesario juntarlos en el mismo plato. Esto demuestra una vez más que una alimentación 100% vegetal, si está correctamente planificada, puede cubrir todos nuestros requerimientos nutricionales. No debemos olvidar que las proteínas vienen de las plantas